miércoles, 19 de septiembre de 2007

Aquel plano secuencia de Orson Welles

Punto 1: Decir que Orson Welles fue un genio es una obviedad.
Punto 2: Explicar qué es un plano secuencia quizás lo sea para muchos, pero seguramente no lo será para otros, más allá de que sean amantes del cine. Me apoyo entonces en mi ex profesor de Semiótica del Cine, Eduardo Russo, quien en su más que didáctico libro "Diccionario de cine" definió (en realidad yo sintetizo su definición) al plano secuencia así:

"Intenta desarrollar a lo largo de una sola toma, variando encuadres por medio de movimientos de cámara o zoom, una acción íntegra tan prolongada como para que pueda considerarse una secuencia completa".

Bien... con este punto debidamente aclarado, quiero evocar el plano secuencia inicial de "Sed de mal", conocida en otras latitudes como "Sombras de mal", aunque su título original es "Touch of Evil". Filmada en 1957, Welles no necesitó hacer ningún corte para lograr este plano secuencia, que mereció que mucho se hablara acerca de si se trata del mejor comienzo de una película en la historia. Esto es difícil aseverarlo, pero sí me animo a aconsejar a quienes nunca vieron la escena que presten cinco minutos de su tiempo para verla. Y a quienes la vieron... es un buen momento para refrescarla. Una joya...


PD bloggera: La realización de un plano secuencia conlleva grandes dificultades de iluminación, encuadre, enfoque, movimiento de cámara y ni hablar de la perfección con que deben manejarse los actores. Por mencionar sólo algunas cuestiones. En síntesis, no es para cualquiera.

3 comentarios:

Planocenital dijo...

Muy acertado lo que decís. Definitivamente el gran Orson sabía todo el tiempo, con mucha lucidez, exactamente lo que hacía.
Saludos.

Andrés dijo...

Creo Sed de mal es la película que más me gusta de Orson Welles. No se si es la mejor, pero sí es la que vuelvo a ver cada vez que la engancho en el cable. Este plano secuencia inicial es fabuloso, y el final, con el tipo que sigue la charla por radio debajo del puente en búsqueda de una confesión, también.

Un abrazo

Héctor Gavira dijo...

Por orden de aparición...

Hernán, de Plano Cenital, gracias por el comentario. Te lo retribuyo y amplío en tu blog. Coincidimos en el concepto sobre Welles.

Querido Andrés, de Cinematófilos, "Sed de mal" me gustó mucho, pero "El ciudadano" me puede mal. Inclusive me genera un debate interno que nunca me animo a abordar porque -lamentablemente- en cine es muchísimo más lo que uno no vio que lo que vio. Y el debate es: ¿Será cierto que hay tres películas que marcaron un quiebre en la historia del cine? A saber: "El nacimiento de una nación", "El acorazado Potemkin" y "El ciudadano". No sé... aunque estoy más cerca del sí que del no.

Salute!